El PCE y la unidad de las izquierdas - Partido Comunista del Ecuador

Breaking

Partido Comunista del Ecuador

.

El PCE y la unidad de las izquierdas

Miguel Cantos az*

En  el marco  de la  Gira Política Nacional  que la  Dirección  de la JCE es emprendiendo, creemos necesario plantear determinadas reflexiones sobre el accionar de las y los comunistas en el actual proceso político, específicamente en el desarrollo correcto de nuestra política de alianzas que nos permita generar una fuerte influencia en los diversosectores  de la sociedad,  y el  cual sea el impulso estratégico para afianzar la unidad de las izquierdas en esta nueva etapa que afronta el país, y donde le corresponden a la JCE contribuir en un fuerte proceso de   unidad democtica y antiimperialista, como parte fundamental de la lucha del Partido desde el frente juvenil, para alcanzar los objetivos  de la Revolución Nacional Democrática (RND),como parte de la estrategia de la revolución ecuatoriana.

El Comi Central  de la JCE, reunido en su I  Pleno, en la ciudad de Esmeraldas el 25 de enero del
2014,  plant una  serie  de  desafíos  en  este  año,  con el objetivo  de  fortalecer  a  la  Juventud
Comunista en una organización de masas, de cuadros y combate con influencia política nacional y estructura orgánica en todas sus provincias. Durante estos meses hemos visitados varias provincias del país,  y  reunido  con  nuestra  militancia  comunista  y  con  varias  organizaciones  fraternas  y sectores de la clase obrera.

Ante las actuales circunstancias que atraviesa Ecuador, es claro que las fuerzas políticas que impulsan este proceso no han logrado una efectiva coherencia política que logre unificar la lucha por la radicalización del proceso. Las distintas fuerzas sociales y de izquierda no hemos podido durante estos años cristalizar una efectiva estrategia de unidad, debido a determinados  escenarios políticos que en estos últimos os se han presentado, esencialmente en cuanto al impulso de la clase trabajadora en ser un motor esencial en este proceso y en la constitución del Poder Popular.

El Partido Comunista del Ecuador ha venido insistiendo desde hace muchos años, la conformación de un instrumento de lucha y de combate que unifique la acción de las diversas fuerzas revolucionarias, que permita articular las distintas expresiones organizadas del pueblo, valore críticamente la gestión del gobierno, e impulse la lucha de los sectores populares para enrumbar el actual proceso político hacia el Socialismo y la liberación de nuestro país de la dominación imperialista.

Con  la llegada del gobierno de Rafael Correa,  la  correlación de fuerzas ha cambiado en el país. El Partido Comunista del Ecuador suscribió un Acuerdo Político con el entonces llamado Movimiento País y con el candidato Rafael Correa el 31 de julio del 2006, en dicho compromiso político se llama a impulsar determinados ejes de transformación en la sociedad ecuatoriana entre los que se destacan principalmente: la no renovación del Convenio con EE.UU. sobre la Base de Manta, el impulsar un verdadero proceso de reforma y desarrollo agrario, la restitución, precisión y garantías de los derechos de las  y los trabajadores, entre otros.




Luego de 7 os el  país ha logrado, sin escatimar dudas, un mayor crecimiento en la economía del país, determinados avances mediante reformas sociales,  no se puede  desconocer  el mejoramiento de las condiciones de vida del pueblo ecuatoriano,  y el impulso a una soberanía plena que deje de acatar recetas del Fondo Monetario Internacional.

El gobierno nacional ha cumplido parte de los anhelos y reivindicaciones del pueblo ecuatoriano, como fue la salida de la Base norteamericana de Manta, la cual ha sido una lucha de todos los sectores populares y de las organizaciones de izquierda, así como el negarse a firmar el TLC y la renegociación de deuda externa, planteamientos que fueron impuestos a sangre y dolor al pueblo ecuatoriano por la grandes oligarquías que se enquistaron en el Estado siguiendo los mandatos del imperialismo y sus transnacionales económicas y políticas.

La revolución ciudadana en estos os, ha   creado un proceso de profundos cambios sociales y políticos, la construcción de una nueva Constitución política en el 2008, fue producto de una acumulación histórica de las luchas sociales del país en los últimos 30 años, así como la lucha contra la corrupción, la recuperación de la soberanía, la integración latinoamericana, y el reconocimiento de los derechos la naturaleza. Pero a pesar de estos avances sociales creemos que es necesario impulsar una mayor organización de la población a fin de impulsar un verdadero proyecto revolucionario para la construcción del Socialismo en nuestro país. Ante esto, creemoque es necesario y fundamental impulsar determinados ejes puntuales para radicalizar este proceso, principalmente en cuanto a las reformas laborales, la tenencia de la tierra, la distribución equitativa de la riqueza y el desarrollo productivo del país en beneficio de los sectores populares. Es necesario que  el  gobierno  impulse  estas  propuestas  con  una  mayor  participación  de  las  organizaciones obreras en el  país, de los sectores campesinos, de las fuerzas de izquierda. Estos cuatro os son fundamentales para la radicalización del proceso político que vive el país, y es definitorio estos tiempos para su avance revolucionario o su estancamiento.

Es necesario cambiar la correlación de fuerzas en la sociedad ecuatoriana,   las izquierdas tienen que confluir en una fuerte unidad de acción, fortaleciendo el debate y la movilización de los sectores populares, creando un programa político unitario, dejando a un lado las diferencias cticas y el sectarismo, y desarrollar verdaderos espacios de expresión popular, con una coherencia ideológica y con el objetivo común de crear un proceso incluyente que platee un verdadero avance político, que determine mayores políticas públicas en favor de los grandes sectores populares.

Organización Barrial
Nuestro reto es en robustecer la organización barrial a pesar de su heterogeneidad en su composición  social  y  sus  altibajos  en  la  reivindicación  de  sus  luchas,  no  podemos  limitar  su
participación   en   momentos   de   elecciones tenemo que   conduci sus   demanda mediante
propuestas y movilizaciones sin ningún tipo de demagogia.

Movimiento obrero
La crisis del capitalismo, los golpes políticos y económicos del imperialismo en América Latina y la crisis política generadas en nuestro país desde el 99, generó una despolitización de la sociedad,
una desconfianza en los partidos políticos en su conjunto, que afec moralmente a las izquierdas;
lo que provocó una desorganización política y gremial en la clase obrera, y en sus organismos sindicales, que a pesar del actual proceso político que vive el país, no han logrado catalizar las demandas de los trabajadores, tal es el caso del parco pronunciamiento de las centrales sindicales del País frente al proyecto de reforma al código laboral. La Confederación de Trabajadores del Ecuador  CTE  a  pesar  de  las  dificultades  políticas,  ha  abierto  obligatoriamente  ese  debate,  tan




necesario desde sus bases y volcar a los y las trabajadoras a plantear una propuesta de cacter revolucionario.

En el último Comité Ejecutivo Nacional de la CTE, reunido en enero del  2014, este en su documento de discusión ha señalado que: "En política laboral no se percibe una orientación clara para definir en la coherencia política y estructural una política de Estado de intervención directa de los trabajadores en el aporte cualitativo del proceso, son los sectores económicos los que en la particularidad se constituyen como los generadores de un cambio, particularmente los sectores  que se identifican con la producción, el comercio, la banca que siguen consolidando sus     economías;   en contraposición, el sector laboral que se ve seriamente amenazado con constantes despidos y entorpecimiento de acciones administrativas de fácil  solución: Contratos Colectivos e inscripciones de las directivas, la eliminación de la tercerización y la precarización laboral es un hecho legal, sin embargo persisten estas prácticas."

Creemos fundamental que no puede existir un nuevo código de relaciones laborales o de trabajo sin su socialización, debate, análisis y participación de las y los trabajadores. La población ecuatoriana tiene que debatir si en realidad es un beneficio la mensualización de los salarios, la sectorialización de los sindicatos y la creación de sindicatos nacionales por áreas de trabajo, así como la Contratación Colectiva por Rama de Actividad, según las 22 ramas establecidas para el Consejo Nacional de Remuneraciones CONADES.

Es así que también dentro de la definición del Trabajo que se pretende dar en este nuevo código, creemos que los trabajadores autónomos tienen que estar dentro de este código, que a pesar del hecho de ser trabajadores sin ninguna relación de dependencia, son parte importante en el desarrollo económico de las ciudades, es preciso que se establezcan condiciones de seguridad y distribución  dentro  de  los  espacios  públicos,  así  como  sanciones  para  quienes  no  permitan  el trabajo  autónomo  o  confisquen  sus  productos,  además  creemos  que  este  sector  puede  ser organizado a pesar de no mantener un  espacio físico o de concentración referencial,  pero que si pueda ser organizado mediante la figura de asociaciones y que estás puedan afiliarse a las centrales sindicales.

Este proyecto que pretende incluir sectores excluidos, como los trabajos no remunerados,  como el de las amas de casa, los pequeños agricultores, pescadores,  obreros de construcción; de igual forma los trabajadores  autónomos tienen que ser incluidos en el nuevo Código de Trabajo, así como del goce de la universalización de la seguridad social.

Ley de Tierras
La  juventud Comunista del Ecuador señala que para el real compromiso del Estado en plantear una verdadera reforma agraria es necesario abrir un mayor debate, movilización y exigencias en cuanto
al proyecto de Ley de Tierras, las organizaciones campesinas, sociales y las universidades tiene que
plantear criterios y propuestas ante la Comisión de Soberaa Alimentaria, principalmente ahora que se abre el debate al interior de la comisión sobre la separación del tema de tierras sobre el asunto de territorios para que esta, sea incluida en la Ley de Comunas, proyecto de ley que está a cargo  la  Comisión  de  Derechos  Colectivos  de  lAsambleNacional.  Aq se  está  hablando claramente sobre el papel  de la propiedad privada  y la propiedad comunal y se pone en juego las relaciones sociales de producción en la agricultura ecuatoriana, debido a que la propiedad privada de la tierra es ligada a determinados cultivos permanentes como el banano, la caña de azúcar, la palma o la ganadería, ante esto es fundamental  plantear una normativa de carácter revolucionario sobre el uso y acceso equitativo de la tierra, tal y como lo plantea el art. 282 de la Constitución.




Nuestro compromiso está en abrir esa discusión en temas esenciales como el problema del latifundio,  el  cumplimiento  de  la  función  social  y  ambiental  de  la  tierra  y  la  reversión  o expropiación de la tierra deficientemente cultivada y sin ninguna función social.

En este punto, es fundamental resaltar el logro de nuestro Partido en haber recuperado la dirección de la Federación de Trabajadores  del Litoral FTAL, que por años dejó de ser un referente de lucha y que  hoy mediante una acertada  política,  la juventud  y el  Partido puedan generar una efectiva orientación clasista y revolucionaria, entre los sectores campesinos.
Las tesis del Partido impulsadas en su XV Congreso son claras en este aspecto: "El trabajo del Partido en los frentes de masas, exige conjugar las luchas inmediatas de los Trabajadores de la ciudad y el campo por sus intereses inmediatos, y ligarlos con la lucha política para poder construir el Partido en el seno de ellas. Con toda razón se dice que las masas son para el Partido, lo que el agua es para los peces. Es en medio de ellas que nuestra  política se hace realidad y,  de ellas salen  los futuros cuadros y militantes del Partido. Fuera de las masas, el Partido no tendrá ninguna  capacidad organizativa  ni movilizadora"

El Frente   de Liberación Social  y Nacional, instrumento de  lucha y combate

La  unidad  de laizquierdas es un  imperativo  en las  actualecondicioneque  vive  el país, no podemos permitir que se frene su desarrollo, es necesario consolidarlo haciendo un  llamado a cada una  de  las  fuerzas  políticas  que  impulsan  la  luchan  por  la  transformación  revolucionaria  del Ecuador, con el  fin  de  unificar criterios en  la construcción  de una  estructura  que  no solo  sea concebida como un organismo electoral sino como un gran instrumento político de carácter amplio, clasista y popular que dispute el poder, que reafirme las condiciones necesarias para la radicalización de este proceso denominado como revolución ciudadana.

El Partido Comunista del Ecuador, es claro en su postura frente al Gobierno, evaluar de forma crítica su gestión, movilizar, exigir y plantear propuestas de carácter revolucionario para corregir y consolidar este proceso, en el cual las fuerzas sociales y políticas tracen lineamientos específicos para alcanzar sus conquistas.

Frente a esto, nuestro Partido considera la necesidad imperativa de "forjar un instrumento de lucha y de combate que una a todas las fuerzas antiimperialistas, democticas y  patrióticas en la lucha por la Revolución NacionaDemoctica, camino que ha de llevarnos al  socialismo. Este instrumento político es el FRENTE DE LIBERACIÓNSOCIAL Y NACIONAL el ejército político de l revolución ecuatoriana.

Este frente será la alianza de todas las fuerzas sociales que estén dispuestas a cambiar la correlación de fuerzas de clase, a constituir el Gobierno Revolucionario, Democtico, Popular y Patriótico; será la fuerza que respalde las medidas de ese gobierno para llevar a feliz término el  proceso de Liberación Social y Nacional. (1)

Esta es la tarea esencial de las y los comunistas en las circunstancias actuales, construir el  FRENTE DE LIBERACIÓN SOCIAL Y NACIONAL, y concebirlo como "una alianza real y efectiva de todo el pueblo, un gran movimiento popular y no una simple alianza buroctica y coyuntural entre distintos partidos, organizaciones o dirigentes". Ante esta  situación  actual que vive el Ecuador, estamos en el compromiso y desafío de crear las condiciones orgánicas y políticas esenciales para conducir este proceso político hacia el Socialismo, esto nos exige una mayor acumulación de fuerzas y un mayor grado de influencia en todos los sectores de la sociedad. Nuestro Partido tiene que ser "capaz de articular la construcción de amplios frentes y alianzas políticas actuando en las esferas del gobierno,




parlamento e instituciones sectoriales, capaz de organizar, impulsar y dirigir las luchas de las masas, actuando con firmeza en el campo de la lucha ideolóqica".

Pero esencialmente, el FRENTE DE LIBERACIÓN SOCIAL Y NACIONAL, tiene que ser la expresión de unidad del movimiento sindical  y campesino,  no puede proyectarse dentro  de nuestros objetivos solamente la unidad de partidos,  movimientos sociales o la participación  electoral;  tenemos que crear las condiciones necesarias que demanda el momento histórico, impulsando una plataforma de lucha amplia,  unitaria, revolucionaria, que dispute el poder político y evolucione en el desarrollo de la sociedad ecuatoriana.

Lo  que  también  nos  lleva  a ser  determinantes enuestra posición  frente  a  aquellos  grupos  o partidos políticos que se hacen  llamar  de izquierda pero que mantienen una labor disgregadora, divisionista y anticomunista en las diferentes esferas de acción política. Al Partido Comunista se lo ha pretendido golpear en varias ocasiones sin conseguirlo. Aquellos adversarios que se han enquistados en determinados sectores del  gobierno, han maniobrado para desorientar a las bases, envenenando a los trabajadores y creando contradicciones políticas entre la pequeña burguesía urbana radicalizada que apoya categóricos avances políticos del actual gobierno. Con aquellos elementos que dicen abrazar las banderas del socialismo, pero que en sus prácticas reformistas, dispersan y fragmentan la unidad de los sectores populares, y más bien fortalecen a la derecha, en ningún caso podemos plantearnos una unidad, y frente a esto tenemos que combatirlos y desenmascararlo en   la   lucha   diaria   desde   la universidades los   sindicatos    desde   los movimientos sociales.

La JCE tiene que fortalecer la línea política del Partido en todos los sectores juveniles y populares, mediante   la organización de instrumentos colectivos de dirección que aglutinen a las diversas fuerzas populares y políticas revolucionarias, como paso inicial en la construcción del Frente de Liberación  Nacional,   tenemo que   crear   las  condicione de   debate   al   interior   de   nuestra organización hacia la conformación de este Frente, y su papel estratégico en la lucha actual, para avanzar hacia ese proceso de Liberación Social y Nacional que los comunistas propugnamos en esta etapa hisrica del país, y que demanda la Revolución Nacional Democrática en la sociedad ecuatoriana.

La construcción de una efectiva Plataforma de Lucha de la JCE, es fundamental en las actuales circunstancias políticas, esta tiene que recoger las reivindicaciones de la juventud y la sociedad en su conjunto, esta plataforma tiene que platear respuestas frente al problema de la reforma universitaria, al impulso de una verdadera reforma agraria, la reivindicación de los derechos de las y los trabajadores, la formulación de un nuevo modelo de gestión económica, basado en el control obrero y social sobre la producción ante la propuesta del estado en cuanto al cambio de la matriz productiva, entre otros temas; así como, crear una fuerte estrategia para incorporar a nuestros cuadros y militancia en los diversos frentes y organizaciones de masas, que generen presencia e incidencia  política,  para  el  avance  de  nuestro  Partido  y  la  construcción  de  este  instrumento unitario, que lleve al pueblo ecuatoriano hacia la victoria final.
(1) Partido Comunista del Ecuador, Programa del PCE, XV Congreso, enero 2011.
*Secretario  de Organización del C.C. de la juventud Comunista del Ecuador

Publicado en El Pueblo, edición de Mayo y Junio del 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario