EDITORIAL: DE LA CONSULTA POPULAR Y LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE - Partido Comunista del Ecuador

Breaking

Partido Comunista del Ecuador

.

EDITORIAL: DE LA CONSULTA POPULAR Y LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE


Partiendo de la premisa de que la actual constitución de la República fue aprobada mediante CONSULTA POPULAR, todo su texto mantiene una importante solides política – institucional.
En esta constitución y bajo ese amparo popular se trata con bastante precisión el hecho de una nueva consulta popular como lo están sugiriendo algunos sectores que comprometen también al Presidente de la Republica.
La consulta popular se aplica de conformidad con los principios de lo llamado DEMOCRACIA DIRECTA (Art 103, Titulo IV, Sección Cuarta C.R.E.) siendo el organismo electoral correspondiente (sic) quien debe convocar por disposición de la Presidenta o Presidente de la Republica, la máxima autoridad de los gobiernos autónomos o de la iniciativa popular, (Art. 104, idem), cada cual con su consulta de conformidad con su autoridad como lo detalla el Art. 104. Sin embargo tiene que obligatoriamente contar con el dictamen de la Corte Constitucional que tiene que ser requerido para su efecto legal.
Como se observará en el párrafo siguiente del Art. 104 en referencia “La Presidenta o Presidente de la Republica dispondrá al Consejo Nacional Electoral que convoque a consulta popular sobre los asuntos que estime conveniente.”
Tremenda responsabilidad que tiene el Presidente actual que puede escuchar los cantos de sirena de la derecha y oligarquía nacional que pretende hacer una consulta por consulta que vaya directo a golpear las instituciones y organismos que existen en la Constitución de la Republica para desmovilizar o eliminar dichos organismos en especial el de Participación Ciudadana y otros que sirven para elegir democráticamente a los funcionarios, hoy bien o mal elegidos, pero que como se ha comprobado tienen que responder ante la justicia por los delitos perpetrados que se les acusa.
Recordemos que la derecha ecuatoriana y las oligarquías seccionales, territoriales, bancarias, industriales, etc. no apoyaron ni estuvieron nunca de acuerdo con la actual constitución del 2008 y que ahora pretenden hacerla suya en lo que puedan para desmontarla y sacrificarla apuntando a terminar con el Consejo de Participación Ciudadana, la Ley de Comunicación, la Ley Orgánica de Cultura y todo lo que a la derecha le permita recobrar las prerrogativas del sistema neoliberal en el que eligieron a dedo a jueces, magistrados o cercaron la Corte de Justicia con tanquetas y el ejército para imponer un listado de magistrado o jueces.
Si vamos a una consulta popular, decimos si. Pero con el objeto de que avancemos a una ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE que afianzados en la constitución aprobada en consulta, se la mejore y revalorice con la presencia en dicha Asamblea de obreros, campesinos, indígenas, empleados, militares, artesanos, artistas e intelectuales de gran valía que nos abran paso a un nuevo sistema social que libere al pueblo ecuatoriano de la opresión, la miseria y la desesperanza.